El director de la carrera de Ingeniería Comercial, Ramón Berríos, participó en representación de la Universidad San Sebastián en el proceso previo de elaboración del proyecto de Cooperativas de Servicios Previsionales y en su presentación oficial, para sumar esta iniciativa al debate sobre pensiones.

Por medio del Decreto Ley N° 3.500 de 1980 se estableció el sistema de capitalización individual a través de las Administradoras de Fondos de Pensiones. Casi 40 años después, diversos cuestionamientos, que abarcan múltiples espacios, ha generado la necesidad de buscar otras alternativas para la administración de los fondos de los cotizantes.
Un grupo de parlamentarios de diversas bancadas encabezados por Joana Pérez de la Democracia Cristiana, y apoyados de manera especial por la diputada radical, Marcela Hernando y el DC, Gabriel Silber, entre otros, decidió promover un proyecto que crea las Cooperativas de Servicios Previsionales.

La diputada Joanna Pérez indicó que “es necesario generar más competencia con un nuevo actor más solidario y que tiene historia y trayectoria en nuestro país, con más de 150 años de existencia y más de 1200 cooperativas y 2 millones de asociados. Creemos que hoy día es posible dar espacio a las personas para que tengan la posibilidad de que sus pensiones o fondos completos vayan a una nueva entidad como las cooperativas, que puedan administrar el total de la cotización”.

En ese sentido, la parlamentaria enfatizó que “en la cooperativa, el trabajador y cotizante es dueño, socio y toma las decisiones respecto a dónde se invierten sus fondos. Además, son parte de las utilidades y excedentes que se logren”.

Asimismo, indicó que esta propuesta ha recibido un apoyo transversal de la Comisión de Trabajo de la Cámara Baja y agradeció la colaboración y el respaldo académico de la Universidad San Sebastián.
Cooperativas y participación

Marcela Hernando destacó al grupo de académicos que participaron en la elaboración técnica de este proyecto y señaló que “este modelo puede ser muy virtuoso y una alternativa válida para la administración de los fondos de pensiones en nuestro país, además de esperanzador porque habla de solidaridad y los beneficios son para todos los cotizantes”.

En tanto, el diputado Gabriel Silber afirmó que “es una propuesta que vamos a apoyar porque es parte de la agenda social, ya que hasta el momento solo nos hemos preocupado de las pensiones que son financiadas por parte del Estado a través del pilar redistributivo o solidario. Es muy interesante la idea de que las cooperativas puedan invertir las utilidades de los fondos de pensiones y que hagan participes de este proceso a los mismos afiliados”.
Por su parte, Ramón Berríos, director de la carrera de Ingeniería Comercial de la Facultad de Economía y Negocios de la USS agradeció la posibilidad de participar en esta iniciativa y sostuvo que “nos motivó con mucha fuerza lo que nos planteó la diputada Pérez sobre el cooperativismo, la ayuda mutua para tener mejores condiciones de vida de los socios y la posibilidad de que el máximo organismo colegiado, el Consejo de Administración, pueda ser administrado por consejeros electos de manera significativa, al menos el 60 por ciento, por los mismos socios de la cooperativa”.

Destacó, además, que participar de la iniciativa, brindando apoyo técnico, responde al rol público de una universidad como la nuestra”.

ES EL FRUTO DE HACER LAS COSAS BIEN