Sesenta funcionarios municipales de QuillecoQuilacoTucapelSanta BárbaraAntuco y Alto Biobío, comunas cordilleranas de la provincia del Biobío, serán capacitados para mejorar la gestión en materia de infraestructura y adaptación al cambio climático. Además, se creará una plataforma tecnológica para la gestión y planificación de proyectos compartidos.

Esos anuncios fueron dados a conocer en la ceremonia de lanzamiento del proyecto Innovación Municipal Territorio Biobío Cordillera, iniciativa de Vinculación con el Medio (VcM) ejecutada por la Universidad San Sebastián en alianza con Fundación Huella Local y financiada por el Gobierno Regional del Biobío, a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) y que es parte de las acciones que se enmarcan en el Programa Territorial Hito Más Comunidad, que lidera la sede Concepción de la Casa de Estudios.

En la oportunidad, se desarrolló un conversatorio sobre cambio climático y desarrollo territorial, en el que intervino Gianfranco Marcone, meteorólogo de Canal 13 y magíster en Cambio Climático de la Universidad Europea del Atlántico, España, quien dijo que “la verdadera pandemia es el cambio climático; no porque la pandemia no sea real, sino porque esta emergencia va a poder ser superada, pero contra el cambio climático no hay vacuna ni antídoto, sólo educación y cultura. En ese aspecto, este proyecto va en la senda correcta”.

El experto agregó que, si bien se valoran los esfuerzos individuales, “es importante hacer comunidad, especialmente cuando estamos ante prácticas desconocidas para muchos y que son de riesgo”. En la instancia, Gonzalo Vial, geógrafo y director Ejecutivo de la Fundación Huella Local, sostuvo que “falta aglutinar el conocimiento municipal. Hay mucha innovación que se desarrolla a nivel local, motivada por problemas comunes, pero las comunas no comparten estas herramientas entre ellas. Hay oportunidad de generar ciertas soluciones, e instar a la colaboración interterritorial”.

Plataforma

El proyecto, de 18 meses de duración, contempla el desarrollo de una plataforma tecnológica para la gestión y planificación compartida de proyectos de infraestructura pública y, de esta forma, crear un instrumento de sistematización para que la iniciativa pueda ser replicada en otros municipios y territorios a nivel regional.

“Esta es una oportunidad para nuestra acción y para nosotros, como Universidad”, precisó Francisco Flores, vicerrector de la U. San Sebastián, sede Concepción, quien reflexionó en torno a la temática. “¿Seremos mejor sociedad después? La respuesta está en nosotros mismos, en quienes podemos ser protagonistas de proyectos como éste”, planteó.

Por su parte, la secretaria Regional Ministerial de Gobierno del Biobío, Francesca Parodi, puntualizó que “estos son fondos al servicio de toda la comunidad, que canaliza la academia, involucrando a los mundos público y privado y llegando a toda la ciudadanía de las comunas que se van a intervenir”.

Alina Muñoz, académica VcM de Ingeniería Comercial de la USS, coordinadora del FIC y líder del Programa Territorial Hito Más Comunidad, destacó que la misión institucional “observa y recoge inquietudes sobre cambio climático, integrándolas a nuestras preocupaciones éticas y académicas más relevantes. Es en este contexto, y como una Universidad que por vocación se vincula con el medio, que nos proponemos abrazar, acompañar y aprender de las comunidades desde sus propios anhelos, así como aportar desde nuestra vereda académica al desarrollo de la sociedad”.

Patricio Lara, presidente del Consejo del Gobierno Regional Biobío, destacó que el Proyecto FIC es de vital importancia, “porque nos permitirá nivelar la cancha, y los municipios van a poder capacitarse en cambio climático y replicar esos conocimientos”.